Vista desde la mesa de presidencia